jueves, 3 de abril de 2008

Sobre el regreso al desempleo...


Así es damas y caballeros, niños y niñas, señoras y señores... esta semana por fin renuncié al trabajo en Naturalia... no lo hice del todo mal, hay unos 450 nuevos voluntarios (q es como un cuarto más de lo que había antes, en sólo dos meses...nada mal), un rediseño del sitio web que es POR MUCHO más bonito que el que hay ahorita, y en general...pues ya.


Al final tuve una plática con el jefe supremo, quien mencionaba cosas como ¨no te quedabas un minuto más allá de las seis¨ ¨salías corriendo¨ etc etc... y yo digo...¡CLARO! y bienvenido!!! no sé ustedes pero estoy categóricamente contra quedarse más tiempo en el trabajo haciendose pendejo cuando uno no tiene NADA más que hacer... claro, estúpida cultura laboral mexicana donde el que se queda hasta las 10 de la noche es el más dedicado, cuando pasó tres horas checando su correo, hablando por teléfono, chateando con la novia, etc etc etc.

Pues BUHUU, yo no me disculparé jamás por hacer mi trabajo en las horas en que lo tengo que hacer y MENOS por desear tener tiempo para otras cosas. Claro, como todos llegaban a las 10 de la mañana pues obvio se quedaban más tarde que yo, y claro como nadie vivía a 1.30hrs de distancia...

en fin...
No sé, pero algo desde el principio me decía mmm nooo no es aquí donde tengo que estar, no sé si describí esa sensación antes de mi primer día de trabajo, pero eso sentía. A lo mejor debería darle un poco más de crédito a mi sexto sentido...cualquiera que ese sea.

La verdad es que la primera vez que tuve que esperar afuera en la banqueta hora y media porque no llegaba nadie con las llaves pensé mmm no, esto no es para mi.


Y sólo para que exista constancia diré que realmente, no está nada mal lo que hacen, es urgente y necesario que haya gente que lo haga...sólo no me gustaba como lo hacían y ya.

No más registrar datitos en excel y mandar cadenas todo el día...¡YEI!
________________________________

La problemática de la levedad:



Si alguna vez leyeron la insoportable levedad del ser, bueno, pues a ratos así me siento... levedad absoluta, ligera... pero de pronto cae sobre mi todo el peso del ¿ahora qué!??!?! y entonces cambio de libro y es como caer en la náusea... todo da vueltas.

Estoy flotando en el vacío... sin dirección alguna, sin noción del yo, sin nada de nada. Estoy esperando algo, una señal brillante en el cielo, un arbusto en llamas, lo que sea! pero algo que me indique ¨pstt psst, es por aquí¨.

Mientras tanto tengo ganas de estar conmigo misma... me hace falta. Sólo tengo la palabra ¨indulge¨en mi cabeza... disfruta que por esta vez en tu vida, no te tienes que preocupar de nada de lo básico, sólo preócupate por lo escencial.



________________________________________________


La insoportable levedad de la fantasía


Me encontraba el otro día viendo ¨Little Miss Sunshine¨. Por un momento, breve y fantástico, me permití a mi misma (indulge indulge) fantasear sobre el momento y llevar mi fantasía a donde mi cabeza quisiera llevarme...

imaginé que la otra habitación era un estudio, me imaginé casi cocinando, reparando cosas, comprando una planta para aquí y para allá... pintando las paredes con colores...

Me imaginé que todos los días eran así, la noche compartiendo una misma cama... disfruté hasta el infinito mi infinita fantasía... hasta que decidí que no era prudente fantasear sobre imposibles, que era mejor regresar al ahora y disfrutarlo y ya... y eso hice.


(me acurruqué de nuevo entre sus brazos y vi el resto de la película)






_____________________________________________________


the heartache

¿no les pasa que a veces algo les duele sin saber por qué?

la explicación más común es el típico ¨borrachazo¨, generalmente acompañado de cruda física y/o moral...


en mi caso no hay explicación alguna, no hay hematomas visibles, ningún trauma, golpe, nada de nada.

sólo me duele la tristeza.

hay días y días...

¨uno llora hasta con la palabra excusado cuando tiene ganas de llorar¨dice sabines,

yo no sé si tengo ganas de llorar. Sólo tengo un grave caso de melancolía y poca habilidad artística para canalizarlo.

Es uno de esos días en que quisiera ser un artista atormentado.


al menos sería artista.

sería.















1 comentario:

Jorge dijo...

Hola Barbara :)

Te descubrí por otros blogs y solo quería comentar con respecto a lo de trabajar tarde ... agh! por eso me fuí de México! jajaja bueno, no NADA más por eso pero si, fué una de las cosas que me llenó el calcetín de corcholatas jejeje.

Todavía recuerdo el día que mi jefe supremo me preguntó si pensaba que la gente era más productiva por quedarse más tarde y cuando le contesté con un categórico NO y vi su cara, pensé lo mismo que tu... "éste lugar no es para mi..." :I

beso